Inicio > La Palabra > El Maestro enseña los domingos – 08/11/2015

El Maestro enseña los domingos – 08/11/2015

 

362015Y él les enseñaba: “Cuídense de los escribas, a quienes les gusta pasearse con largas vestiduras, ser saludados en las plazas y ocupar los primeros asientos en las sinagogas y los banquetes; que devoran los bienes de las viudas y fingen hacer largas oraciones. Estos serán juzgados con más severidad”. 
Jesús se sentó frente a la sala del tesoro del Templo y miraba cómo la gente depositaba su limosna. Muchos ricos daban en abundancia. Llegó una viuda de condición humilde y colocó dos pequeñas monedas de cobre. Entonces él llamó a sus discípulos y les dijo: “Les aseguro que esta pobre viuda ha puesto más que cualquiera de los otros, porque todos han dado de lo que les sobraba, pero ella, de su indigencia, dio todo lo que poseía, todo lo que tenía para vivir”. Mc 12,38-44 

 

Este domingo Jesús nos enseña sobre el valor de los “pequeños gestos” en nuestra tarea docente.  Nuestras profesión, que implica un constante trato con personas (en algunos casos, nos vinculamos con muchísimas personas en el mismo día), encierra un gran potencial.  En cada jornada tenemos numerosas oportunidades de hacer el bien, de tener gestos de ternura y misericordia, de escuchar con atención, de cuidar y proteger, de dialogar y acompañar.

Pequeños granitos de arena que pueden mejorarle la vida (o al menos el día) a alguien.  Podemos tener influencia en la vida de los otros si nos involucramos.

El Señor no nos pide grandes proezas sino que “nos demos” con mucho amor en cada instante.  Estamos llamados a “ser” ofrenda para los demás. Aunque lo que hagamos parezca “poca cosa”, aunque nuestros esfuerzos parezcan caer en saco roto.  En relación a esto, los santos y beatos nos enseñanza:

No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor. Cada obra de amor, llevada a cabo con todo el corazón, siempre logrará acercar a la gente a Dios. (Madre Teresa de Calcuta)

“Hagamos nosotros todo lo que esté a nuestro alcance y el Padre de la Divina Misericordia suplirá lo que falte.” (San Juan Bosco)

“Dios no manda cosas imposibles sino que, al mandar, te enseña que hagas cuanto puedas y que pidas lo que no puedes”. (San Agustín)

“Hay que ser extraordinarios en lo ordinario” (San Leonardo Murialdo).

Que la sabiduría contenida en estas frases y la presencia viva de Jesús en cada uno de nosotros, nos impulsen a ser generosos y a ofrecer todo nuestro ser y nuestro amor en cada cosa que hacemos.

Fraternidad Raboni

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: