Otros textos

     Crisis Financiera o crisis espiritual y moral

             Es impactante ver, las multitudinarias manifestaciones en el mundo, por las diferentes crisis económicas, que afectan a todos los países y frente a esto me pregunto; ¿Es realmente una crisis mundial económico – financiera o se trata más bien de una crisis espiritual y moral?

Basta ver la indignación de tanta gente, pienso que justificada, ante la falta de trabajo y otras consecuencias de las crisis económicas, pero creo que nos encontramos ante un problema más profundo.

Estoy convencida que el que está enfermo es el corazón del ser humano. El mundo se ha deshumanizado porque se ha deshumanizado el hombre. La Madre Teresa no dejaba de expresar que ante tanta tecnología el hombre está cada vez más solo. La enfermedad no es el cáncer, ni el Sida sino la falta de Amor.

¿Cómo se puede explicar por ejemplo en nuestro país, el asesinato de niños y también de ancianos por venganzas pasionales? Las burlas y maltratos de los jóvenes, entre ellos a todo nivel, logrando que este maltrato, se convierta en algo lúdico a nivel escolar y familiar.

¿Cómo se puede explicar que autoridades lleguen a expresar que llevar un arma al colegio es “cosa de chicos” o una travesura?

Es tal la confusión que existe por la pérdida de límites en todo lo que realizamos que los niños y los jóvenes son los más perjudicados. Y no sólo perjudicados a nivel familiar y social, sino hasta perder la vida ante las malas decisiones tomadas por los adultos que se supone que los tenemos que proteger. ¿Dónde están los orígenes de tales confusiones?

A nivel personal, desde la fe, creo que el hombre se ha alejado de la presencia de Dios y se ha negado a ser su creatura. El hombre de esta manera es incapaz de amar.

Desde el punto de vista psicológico y  pedagógico creo que las grandes teorías actuales, salvo algunas que han tomado una posición más adecuada  a la realidad de hoy frente a la llamada educación autoritaria de nuestros abuelos más el rechazo a políticas autoritarias dictatoriales, se ha apostado a la libertad, la espontaneidad de los jóvenes que por una lado no está mal si se logra un equilibrio en la educación, entre padres e hijos, maestros y alumnos, ocupando cada uno el rol que le corresponde, sin llegar al permisivismo que se está viviendo a todo nivel, donde todo está bien y se privilegia solamente la libertad individual.

El hombre hoy, no ha encontrado todavía ese equilibrio buscado ¿Cómo poder lograr el bien común tan ansiado?

Yo sigo insistiendo que todos los problemas en su raíz, son problemas de educación y si no apuntamos a los valores que se desprenden de los conocimientos, por más tecnología que haya, el corazón del joven termina vacío, totalmente desprotegido.

Hasta las empresas ya no saben como motivar a los jóvenes que han perdido la pasión y la energía para realizar sus trabajos, creando juegos, capacitaciones, espacios de recreación.

Los adultos debemos cuidar, proteger, contener, orientar, educar formando. El amor verdadero, cuando educamos se expresa también a través de los límites. Y este amor es el que convierte en autoridad frente al joven, al adulto que lo educa.

Unamos nuestros esfuerzos desde el lugar que nos toca estar, para amar y cuidar a nuestros niños, jóvenes y ancianos.

La familia, la escuela, la sociedad. Esta última es el reflejo de las otras; ¿Cómo vamos a erradicar por ejemplo la violencia de la sociedad si primero la ejerzo yo en la familia o en la escuela?

Eduquemos en valores, no nos cansemos de hacerlo y a pesar de que esto cueste generaciones enteras, si lo realizamos, finalmente vamos a salir de esta gran confusión en la que estamos inmersos.

Prof., Lic. Graciela Bordes de Lynch Pueyrredon – Agosto 2012

ESPACIOS BALIZADOS

La escuela no sólo constituye el escenario en el que se desarrolla la tarea educativa sino que también define un mapa de aperturas y clausuras a nuevas formas de pensamiento y a diversas manifestaciones de la cultura que se privilegian unas por sobre otras.

Reflexionar sobre los sentidos y las direcciones permitidas u obturadas por las prácticas  escolares nos permitirán develar aspectos ocultamente  naturalizados en el acto de enseñar.

 “… Y es que la escuela no sólo da referencias, sino que también define itinerarios; es decir, en el sentido primario, métodos o programas de pensamiento. Los esquemas intelectuales y lingüísticos organizan un espacio balizad, sembrado de sentidos obligatorios y de direcciones prohibidas, de avenidas y de callejones sin salida; en el interior de ese espacio el pensamiento puede desplegarse con sentimiento de libertad e improvisación porque los itinerarios diseñados que debe seguir son los mismos que tantas veces la mente ha recorrido a lo largo del aprendizaje escolar” – Bourdieu 1987, 27

 Bourdieu define cultura como un conjunto compartido de esquemas fundamentales previamente asimilados, a partir de los cuales se articula según un arte de creación, una infinidad de esquemas particulares, directamente aplicados a situaciones también particulares. Cada persona debe a la educación que ha recibido un conjunto de esquemas fundamentales que sirven de selección para la adquisición de  otros esquemas posteriores. El sistema  de esquemas variará según escolarización recibida, la naturaleza de los esquemas  constitutivos, la frecuencia con que estos son utilizados y el nivel de conciencia con el que se opera.

Al respecto de los esquemas intelectuales y lingüísticos la hipótesis de Sapir-Whorf afirma que el pensamiento sigue una trama abierta del lenguaje, una organización que orienta sistemáticamente hacia ciertos aspectos de la realidad y de la inteligencia, apartándose de otras valoradas por otros lenguajes. El individuo es completamente inconsciente de esta organización, se encuentra por lo tanto atrapado por éstas barreras que le resultan infranqueables.

Por eso Bourdieu afirma que los esquemas que  ha conformado el individuo con una determinada escolarización definen un ”espacio balizado” restringido que diferencia lo pensable de lo impensable.

La definición de los espacios balizados y los senderos obligatorios o prohibidos podrían explicarse desde dos argumentos opuestos y complementarios.

Mirando hacia el interior del espacio balizado por la institución escolar, cuando está ausente el sentido de diferenciación que otorga la escuela para abordar los bienes culturales éstos se presentan envueltos en un caos sin delimitación ni diferencias. No existen marcos diferenciales, ni palabras ni categorías que permitan verbalizar las diferencias y apreciarlas nombrándolas. El espacio balizado se presenta como un territorio seguro para transitar y conocer la cultura socialmente reconocida, valorada e institucionalizada.

La escuela plasma hábitus culto cuando provee de una disposición generadora de esquemas particulares susceptibles de ser aplicados en campos diferentes de pensamiento y de acción. La institución educativa se encarga de comunicar un principio de organización, camino reglamentado e través de las obras de la cultura. Para transmitir  este programa de pensamiento llamado cultura debe ser capaz de facilitar su transmisión metódica, de esta manera el individuo reconoce y acrecienta su capital cultural socialmente significativo, aquel para el cual fue programado en su escolarización.

Asomándose por fuera del espacio balizado podemos encontrar otros espacios, otras rutas que nos acercan a diversos espacios culturales no apreciados. Podemos transitar el camino que nos lleva de la “cultura erudita” estatuida a las “culturas posibles”.

Una idea de cultura más amplia movilizada al decir de Freire desde la emersión que implica inserción crítica en la realidad genera en el individuo de manera simultánea conciencia de si y conciencia de mundo cultural más allá de las fronteras marcadas.

Berstein afirma que el lenguaje formal otorga a la cultura erudita un marco de objetivación que la cultura popular no tiene  y por lo tanto se define como privada de objetivación .Ayudar y guiar a los individuos a transitar los caminos y espacios no balizadotes abrir el concepto de cultura a nuevas formas y dominios, es también ayudarlos a diferenciar y superar preconcepciones acríticas.

“La escuela debe convertirse en una comunidad de vida y la educación en una reconstrucción de la experiencia. Comunidad de vida democrática y reconstrucción de experiencias basadas en el diálogo , el contraste y el respeto real de las diferencias individuales, sobre cuya aceptación puede asentarse el entendimiento mutuo, el acuerdo y los proyectos solidarios.”  – Berstein 1987, 47

Fraternidad Raboní, abril de 2012

       

    INSTRUCCIONES PARA MAESTROS SEMBRADORES

* Preparar el terreno del aula, suelo y espacio de la enseñanza, removiéndolo y despejándolo de piedras y obstáculos.  Abonarlo con ideas nuevas y con experiencias viejas creando las mejores condiciones para el aprender y el enseñar.

*  Con sensibilidad, descubrir el mejor lugar donde se sembrará  la única y personal semilla que vive en cada alumno. Tarea delicada que puede abrir las puertas a todo lo que potencialmente cada una  guarda.

* Regar cuidadosamente la reciente siembra, aflojando las durezas que todavía tiene el terreno y llegando a humedecer, nunca a ahogar, a la  semillita aún dormida.

* Calentar con la luz y el calor de la palabra oportuna la vida potencial y latente de la pequeña semilla haciéndola estallar y germinar  en frágiles brotes verdes.

* Cuando la minúscula simiente asoma su retoño sobre la superficie, no termina la tarea. El maestro sembrador pasa la pequeña plantita a otro que se convierte en custodio, guardián y vigía de los brotes nacientes y en animador, motivador e incubador de los brotes por nacer.

A los docentes que con vocación de sembradores saben cuidar y hacer florecer lo mejor en cada uno de sus alumnos, les deseamos un año de trabajo junto al Maestro.

Fraternidad Raboní, marzo de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s