Quien responde al llamado interior de ser docente responde a una invitación sagrada y trascendente que supone servir al hombre en su proceso de construcción y conquista de la plenitud. Aquellos que este llamado lo vivimos en el marco evangélico experimentamos la magnífica sensación de estar viviendo, desde nuestra tarea cotidiana, el mandato de Jesús que expresa: “Vayan y Hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado.” Mt 28. 19-20

Intentamos recuperar un espacio de reflexión interior que permita al docente convertir y orientar sus prácticas, identificándolas con las del Maestro Jesús, ejerciendo la misión discipular desde el trabajo docente.

Como docentes queremos trabajar en la evangelización del docente y la docencia y en función de esto hemos creado una serie de talleres, retiros y actividades para el trabajo en las diferentes comunidades educativas siempre en el marco de la evangelización de la profesión y fundamentalmente de quien la ejerce.
El objetivo central de estos talleres es intentar generar en cada docente en particular y en cada comunidad escolar una experiencia que conduzca a enmarcar el llamado a ser docente en el contexto de una misión discipular y de comunión con el Maestro Jesús, reflexionando sobre los rasgos de su pedagogía y el sentido hondo de su anuncio de Misericordia y Redención.

Deseamos promover una instancia de encuentro para la evangelización del docente y de la docencia que esté abierto a la diversidad de carismas eclesiales y a la multiplicidad de roles y funciones en el área docente buscando, gestando y desarrollando la hermandad más allá del cargo que se ocupe, desarrollando el compartir, el encuentro en y con la Palabra para recuperar y multiplicar experiencias evangelizadoras gestadas desde la vivencia cotidiana.

Fraternidad Raboni

Anuncios